Blog DobleUU

Espacio II

Publicado en:

Realizar una buena distribución del espacio implica considerar adecuadamente la ubicación de las estancias y disponer físicamente muebles y accesorios de una forma armónica y adecuada a nuestras necesidades.  Planificar una distribución que sea útil, racional y cómoda del espacio disponible es el primer paso a la hora de desarrollar un proyecto integral de interiorismo para nuestro hogar.

El estudio previo del espacio: dimensiones horizontales y verticales, de los elementos divisorios, de las puertas, ventanas, las escaleras y divisiones nos será de gran ayuda a la hora de optimizar los elementos que constituirán nuestra decoración.  Al contrario de lo que podría pensarse una vivienda de gran tamaño no resulta más fácil de distribuir que una de tamaño pequeño o mediano, son simplemente problemas diferentes.

Existen decenas de trucos de interiorismo que nos permiten ampliar visualmente el tamaño de una estancia, unificar espacios, aprovechar al máximo la luz existente, sugerir diferentes estados de ánimo, disimular puntos débiles de nuestra vivienda o potenciar detalles atractivos logrando que se conviertan en  el centro de atención visual.

Cada casa, apartamento, loft, etc. tiene sus peculiaridades propias, lo que puede parecer una buena idea para uno de ellos puede no serlo tanto o resultar contraproducente para los otros.

Analizar las características de nuestro hogar, sus espacios, sus puntos débiles y fuertes en primer lugar y nuestras necesidades y prioridades, en segundo, nos ayudará a encontrar la solución más adecuada sin tener que pasar por el pesado proceso de ensayo-error.

Por ejemplo en un espacio tipo loft donde elementos arquitectónicos como el hormigón y el ladrillo pueden combinarse con pisos de madera y otros elementos más cálidos para aquellos que quieran darle a su vivienda un toque heterodoxo y sumamente fashion!

Liquid error: Could not find asset snippets/beetailer_social_widget.liquid

← Artículo siguiente Artículo previo →